Cine y TVCultura

QUIERO SER RIVER PHOENIX

 

Siempre quise ser River Phoenix, ¿Y quién no? Quién no quiere ser una estrella de Hollywood con veinte años. Con el bolsillo repleto de dólares. Con cientos de mujeres intentando llevarte a la cama. Con ese pelo ¡Qué pelo! Siendo amigo de gente como Flea (Red hot chili peppers), Jhonny Depp o Naomi Campbell.

Quiero ser River Phoenix. Quiero ser considerado el actor más prometedor de mi generación. Quiero comenzar una nueva era, jubilar a las más altas estrellas del cine. Quiero fumarme un Marlboro y poner la misma mirada que él. Quiero ser el puto Indiana Jones de joven. Quiero beberme Los Ángeles. Quiero poder decir NO a lo que no me gusta. Quiero criarme en una comuna hippie. Fumar hierba con doce años. Perder la virginidad cuando mis amigos ni se lo han imaginado. Quiero ser vegano y que los demás pregunten, ¿Vegan… qué? Quiero ser River Phoenix. Quiero ver el amanecer en Nueva York desde la planta tres mil de un hotel de lujo, desnudo, tan sólo arropado por una toalla que vale más que tu coche.

Quiero ser River Phoenix. Quiero comprar no se cuantas hectáreas de un bosque de Costa Rica. Quiero visitar a los profesores que decían que sería un fracasado, que mendigaría por las calles, y decirles, ¿Quién es el fracasado? Quiero rozar el cielo con los dedos. Quiero probar el triunfo por una vez en mi vida. Quiero ser el nuevo James Dean. Quiero viajar. Quiero reír, llorar, beber, volver a reír y de nuevo llorar. Quiero que mi hermano pequeño al que le daba collejas sea Joaquin Phoenix. Quiero abrazar a mis padres y poder decir, “Os lo dije”. Quiero llevar unas gafas redondas con graduación y no parecer estúpido. Quiero tener los ojos azules.

Quiero ser River Phoenix.

Rubén Ortiz Rodriguez

En ocasiones músico en Falconetti, en otras escritor. Espíritu endémico y Luciérnagas en la oscuridad. Inventando historias desde 1986.

Leave a Response