Cine y TVCultura

Alias Grace, de las páginas a la pantalla

La escritora Margaret Atwood está de suerte y también lo estamos todos los amantes de las series. Este año se han adaptado dos de sus obras a la pantalla; El cuento de la Criada, que obtuvo ocho premios en la gala de los Emmys, y recientemente Alias Grace, serie que no se queda atrás y podría seguir los mismo pasos que la primera.

Netflix ha sido la plataforma que esta vez pone voz e imagen a las páginas de la escritora canadiense. Alias Grace es una novela escrita en 1994, basada en el caso de Grace Mark, ocurrido en 1843 en Upper, Canadá. Se trata de los asesinatos de Nancy Montgomery y Tomas Kinnear cometidos supuestamente por Grace y James McDermott. La autora recreó esta historia añadiendo personajes ficticios, como el médico Simon Jordan, que investiga el caso.

La protagonista, Sarah Gadon, da vida a Grace, una mujer que es acusada de doble asesinato y condenada a pasar toda su vida en la cárcel. Todo lo ocurrido se lo cuenta poco a poco a su médico Simon Jordan (Edward Holcroft) en las sesiones que tienen juntos. Los relatos son bastante dramáticos, haciendo que el espectador entre completamente en cada escena que va sucediendo. Esto también se hace posible gracias a un relato en primera persona donde se conocen sus pensamientos, lo que oculta, lo que cuenta… haciéndonos sentir cómplices de toda la historia narrada.

Edward Holcroft, “Alias Grace” – photo: Netflix

La serie te mantiene enganchada completamente debido a la resolución rápida de los acontecimientos y las nuevas dudas que nos surgen, con un arco argumental que gira respecto al juicio final contra la protagonista, sin saber realmente si es culpable o inocente o si estaba en el momento y lugar menos indicado, haciéndole tomar malas decisiones. Todo este hilo está cruzado de forma transversal con el crecimiento de Grace, de niña a mujer. Una historia con un gran peso feminista, personajes muy bien elaborados con respecto a la época en la que gira la historia y los problemas de ser mujer, no tan distintos a los actuales.

Una historia con una gran crítica social, al igual que en El Cuento de la Criada,  a través de un personaje femenino, lo cual acrecienta la desigualdad, sumado a que es una mujer de clase baja, con una infancia dura y unas cargas impuestas que la condenarán de por vida.

La única crítica sería que Alice Grace es prácticamente igual durante todo el relato, a pesar de pasar por varias etapas de su vida. Por todo lo demás, una serie muy recomendable, que te mantiene expectante y con ganas de conocer el final del relato, pero que te va dejando buen sabor de boca episodio a episodio. De nuevo nos encontramos con una historia digna de ser vista y contada en otro formato que no sea solo en el papel.

 

Leave a Response