CulturaLiteratura

Naufragar en un bol de cereales, con Elisa Levi

Lady Macbeth abre este libro de poesía, quizás como una forma de avisar al lector de lo que vendrá a continuación. Elisa Levi (Madrid, 1994) escritora de poemas en redes, publica su primer libro con la editorial Espasa, en su colección de poesía joven. Cargado de tristeza, mitología y animales, reduce todos los sentimientos con las palabras acertadas.

Mi vida va por un lado.

Y mi inteligencia emocional va por otro.

Lo peor es que mi vida se está llevando mi pulsión.

Y eso no es buena señal.

Lo primero que me llamó la atención fue la portada, simulando una pintura de acuarela con un trazado a mano. Lo segundo, el título. ¿Quién no se pierde en su propio bol de cereales cuando los pensamientos se amontonan en la cabeza? De eso habla este libro, es una conversación casi de tú a tú con la autora, es una forma de hacer tangible el sentimiento de pérdida o de dolor personal. Una llamada de socorro para quien nos sostiene.

Y en ese momento ya sí que no podré salir de la vida de nadie.

Porque ahí solo me tendré a mí.

Y entonces, me autodestruiré y le demostraré a los científicos que

sí existe una división menor de la materia.

No me dejes destruirme ahora.

Elisa Levi nos sumerge en los océanos para hablarnos de criaturas vivientes, de sirenas, de elefantes, de la inmensidad y los átomos. Un viaje a Moscú, hacia el frío. Los dibujos, en blanco y negro ayudan a no querer salir de ese océano en el que nos encontramos. Un libro fácil de leer, con poemas cortos y directos. Para aquellos que quieran sumergirse y naufragar por un tiempo, para encontrarse a solas con ellos mismos.

Me moriré como una niña tonta que jamás se merecerá ser una

mujer.

Pero a pesar de todo, nunca nadie podrá con el León. El león.

El león.

En la siguiente vida, que nos queda por vivir, yo me pido León.

Elisa, para lo que nos queda por vivir, yo también me pido el León.

Leave a Response