BiografíasMúsica

Tom Fletcher y el comienzo de McFly

Tom Fletcher es el líder de McFly -compuesta además por Danny Jones, Dougie Poynter y Harry Judd-, una de las bandas que más éxito ha tenido en las dos últimas décadas en el Reino Unido, y que, aun siendo integrada por adolescentes, tenía asegurado el respeto de grandes músicos como Roger Dartley de The Who, Rod Stewart o Elton John, por ser Tom, Danny y Dougie los que componían sus propias canciones.

Su padre Bob tocaba en un grupo y su familia se congregaba en su pequeña a casa con guitarras. Sus padres lo cambiaron al Sylvia Young Theatre School de Londres cuando Tom comenzó a presentar fascinación por el canto y la  interpretación. Incluso actuó como protagonista en Oliver! en el London Palladium. A aquel colegio llegaba pronto por las mañanas para poder practicar con el piano y también coincidió con Amy Winehouse, Matt Willis y Giovanna Falcone, su futura mujer.

Tras su infancia musical fuera de lo común, habiendo experimentado la dificultad de querer encajar y ser más bien antisocial y solitario, decidió normalizar su vida. Hacer lo que todos hacían. En 2001 se matriculó en la Universidad y lo odió. Habiendo pasado allí un mes, su madre le enseñó un anuncio de la revista Stage para una audición para una banda de música. Su idea de una vida normal se interponía en la decisión y, en el último momento, decidió probar suerte.

Busted y el hotel InterContinental

La audición era para la banda Busted -¿te suena la canción Year 3000?-. Lo cogieron. Formaba un grupo con su excompañero Matt Willis, Charlie Simpson y James Bourne. Al menos durante 24 horas, tiempo en el que los managers Richard Rashman y Fletch decidieron que la banda sería un trío. No obstante, el potencial de Tom como compositor llamó la atención de los managers y de James Bourne, quien le enseñaría “todo lo que sabe sobre escribir canciones, estructurarlas bien y hacer melodías pegadizas”.

Tom Fletcher y James Bourne tocando en Hyde Park en 2014 | Tristan Fewings, Getty Images

Con James Bourne forjaría una sólida amistad, lo que permitió a Tom acompañar a Busted en tour y a los managers en audiciones. Así conoció a Danny Jones. En aquella época en 2003 James y Tom pasaban la noche en vela en el Hotel InterContinental de Londres componiendo canciones para Busted mientras Matt Y Charlie salían de fiesta. Una noche, se quedaron en el hotel James, Tom y Charlie e intentaron componer algo para tres voces. El resultado fue una canción llamada “That Thing You Do” con armonías de los 60 y guitarras surf. Un estilo nuevo e incompatible con Busted que Tom y James reconocieron que era la estela a seguir para Tom y Danny. El verano de ese año lo pasaron Tom y Danny en el tercer piso del InterContinental componiendo lo que se convertiría en Room On The Third Floor, álbum con el que McFly arrebataría a los Beatles el récord de álbum debut en el número 1.

El nombre del grupo brilló en la cabeza de Tom cuando acompañó a Busted a uno de sus conciertos. Era en Sheffield y estaban haciendo las pruebas de sonido. Un Tom de 18 años estaba sentado al fondo de un estadio vacío y escuchaba sus ensayos de Year 3000, canción que le hizo idear cómo sería el futuro. Su imaginación divagó hasta caer en una de sus películas favoritas: Regreso Al Futuro. Marty, Marty Mcfly.

No todo es el país de la maravillas

Tras reclutar a Dougie -bajista- y Harry -batería-, ensayar religiosamente, disfrutar del tour y desatar la locura en Inglaterra, comenzó el trabajo del segundo álbum. Como todos los fenómenos al principio, o causa odio o total fascinación. Cometieron el error de escuchar a los críticos que odiaban sus pretensiones y la fachada que creían que ocultaba que en realidad no eran más que otra boyband teledirigida por sus productores.

Portada del ábum Wonderland

También pasaba por una época difícil en su relación con Giovanna. Además, el primer año viviendo con la banda se alimentaban a base de pizza básicamente y pasó factura en su peso. Comenzó a estar acomplejado por ser “el gordo de McFly”, tanto que dejó de comer. Durante el tour de su segundo álbum su dieta diaria se basaba en un frappucino y una magdalena. Obsesivamente, debía ir todos los días a un Starbucks a por su ración diaria. A todo esto hay que sumarle lo que él descubrió más adelante: sufría trastorno bipolar estacional. Sentir el polo del éxtasis en el que todo es posible, y el de la depresión en el que, como cuenta, sentía odio hacia todo. Su pelo y su música se tiñeron de negro. Especialmente “She Falls Asleep”, canción brillante y preciosa que trata el suicidio de una chica.

Otros miembros de la banda cuentan como estar junto a Tom en aquel año 2005 era insoportable. Discutiría todo, encerrado en un estado hermético y ultradefensivo. En la portada del disco Wonderland ninguno sale sonriendo, de hecho Danny y Dougie también se permitieron plasmar sus frustraciones en las letras. Dudando si continuar en McFly, decidió mudarse de la casa de la banda y vivir con Giovanna. Fue de vacaciones a Florida y vivió un mar de nuevas ideas en Disney World.

A la vuelta de las vacaciones, ya en 2006, compartió con Dougie sus nuevas ideas, obsesiones y descubrimientos. Las canciones de Queen y Jellyfish abrieron un nuevo horizonte musical. Ilusionados, tomaron la decisión de aceptar su música tal y como era, no volver a tratar de complacer y basar McFly en divertirse. “Fue como si una nube se hubiese ido de su cabeza”, cuenta Dougie al ver cambiar el semblante de Tom tras un año de oscuridad. Fue el comienzo del tercer álbum Motion In The Ocean y de la filosofía que hasta el día de hoy constituye McFly.

Victoria De Julián
Estudio Periodismo y Filosofía en la UNAV. Busco oportunidades de ser mejor, crear y aprender haciendo. :D

Leave a Response