CulturaMúsica

Ritmos recomendados: BITTERSWEET

Van desprendiéndose de la etiqueta emergente a cada paso, pero lo que no hay que ignorar de esta banda sevillana llamada Bittersweet es su juventud. La música nació en unos jóvenes, Fran (co-vocalista y guitarra) y Alex (co-vocalista y guitarra) que soñaban en silencio mientras las cuerdas de una guitarra vibraban. Más tarde se une J.A. (Batería). Empezaron a ser extranjeros de la música, esa sensación de llegar a un nuevo país y tener por delante todo que aprender. Así, ‘Extranjeros’ se convirtió en su primer EP, compuesto por cinco temas.

Sin dejar que la toalla rozara el suelo, despegan musicalmente, muchos más maduros -toda la madurez que puede caber en 20 años-, definidos, valientes y constantes. Trazan una línea vertical en la geografía española y cambian los aires del sur por el norte gallego, sin moverse de casa. Se dejan llevar por la emociones y reflexiones vitales, buscan donde perderse para encontrarse y encuentran el vínculo con Ribadeo, el título de su segundo EP con cinco canciones más.

El respeto a la música es tal que en su primer EP no quieren pasar desapercibidos y se van desnudando musicalmente con una trabajada sencillez. No todo aquello que es sencillo es menos bueno o malo, sino que denota que el trabajo está hecho con mimo y cuidado, como los ritmos de Bittersweet. Sus canciones ya empiezan a definirles como músicos dejando ver esos tintes rockeros, incluso su carácter independiente, más acorde al nacimiento del indie como género.

Podemos encontrar de todo en Extranjeros, desde el rock pasando por aires rocanroleros hasta llegar a las baladas. Así, nos encontramos guitarras muy marcadas en Despejando la senda. Con una letra más profunda y la vibración de una voz, que es un instrumento más, destaca Luz  -favorita de este EP de una servidora que escribe-. Se notan influencias de grupos como MAGA, MUCHO, incluso, en Van a pisarte, se notan ciertos aires a Dorian, con muchos ritmos instrumentales. Enredados se convierte en la balada por excelencia del EP, con una letra romántica y una armonía lenta que rompe los ritmos en el estribillo. La rabia aparece en Tus garras, última canción del EP, donde si recurrimos a tintes poéticos los ritmos son desgarradores.

Con mucho más desarrollo musical sacan el EP Ribadeo. En él se nota más la definición de Bittersweet, en lo que predominan nuevos ritmos instrumentales y sintetizadores, más mezcla de estilo entre rock y pop. Se destaca todavía más esas corrientes e influencias de grupos del panorama actual, pero consiguen un sello propio. Las letras adquieren otra connotación y preparación, y las voces adoptan más personalidad que en el primer EP. Es el punto de despegue para lo que viene de Bittersweet.

Clávatelo en el pecho abre este EP y ya deja vislumbrar esa madurez de la que hablábamos antes. Con ritmos más formados, detallados y con una presencia de percusión importante. Como torres parecen crecer, en La Torre nos encontramos unos compases más psicodélicos y profundos, con letras que dejan ver una introspección en su creación. Ribadeo, Galicia y el mar tenían que ser capaces de crear una de las canciones, personalmente, más bonitas del disco. El Puerto es una de esas melodías que sabes que están hechas con mimo, que tienen un pasado y presente, que habla de tu historia. Me atrevo a decir que es la canción de Bittersweet. El rollo más cañero, con mucha profundidad y fuerza en los ritmos, muy a lo Sexy Zebras, se lo lleva III GM. Y para finalizar, Bittersweet se tiñe de azul y se mezcla en unas armonías más poperas e intensas en Cubo Azul.

Bittersweet sigue labrando su hueco en la escena musical, nada fácil, de nuestros días. Han pasado por festivales como el Granada Sound o el Interestelar de Sevilla, dos pesos fuertes y claves para la proyección musical emergente. Siguen trabajando, y nos dudamos que pronto nos sorprendan con lo que sería su tercer proyecto. De momento, nos dejamos sumergir en esa música joven que tanto nos gusta, en Extranjeros y Ribadeo. En esa música sin etiquetas ni géneros que se está convirtiendo cada vez más en experimental dando resultados muy buenos. No sabemos todavía si Bittersweet es más agrio o más dulce, pero el conjunto nos gusta y mucho.

Rocío Barrantes
Directora de OFF Magazine. Soy periodista para ver la vida desde otra perspectiva. Me gusta pensar que el amor lo vence todo y que la cultura cambiará el mundo.

Leave a Response