Moda y tendencias

Recordar y olvidar momentos de tanto que has vivido

Foto vía thetreasureboxclub.com

Siempre he pensado que las nuevas experiencias es lo que realmente nos hace crecer. Vivir, conocer, viajar … forma parte de nosotros, nos abre a el mundo que tenemos delante y hace cambiar nuestra forma de ver las cosas. A lo largo de nuestra vida pasamos por momentos que son los que nos definen como las personas que somos hoy “extrovertidos, aventureros, curiosos, temerarios…” Somos las personas que el mundo necesita que seamos.

Estoy aquí para hablaros a vosotros que vivís hasta el último segundo de una conversación insignificante, pero que siempre sacáis algo en conclusión, para los que han dejado de deshacer la maleta porque saben que se van a volver a ir, para vosotros, que corréis más si veis un acantilado en vez de pararos. Tú, que siempre pensaste que hoy es el día y no mañana.

Hoy es un día positivo, como tantos otros, en los que escribo sobre viajes, lugares maravillosos y aventuras que siempre he querido hacer. Porque a todos nos gusta soñar y compartir lo que soñamos, contar lo que hemos hecho o lo que nos gustaría hacer y cumplirlo. Cumplirlo, esa es la palabra. Lanzarse al vacío sin importar lo que hay debajo, sin miedo a caer y hacernos daño. De eso se trata.

No todo el mundo tiene la suerte de coger su maleta y un avión y pegarse unas vacaciones en Costa Rica. Pero si podemos coger una mochila, un par de amigos y hacer camino sin mapa. La experiencia es igual y la meta es la misma. Hacer nuevos ticks en tu lista de cosas por hacer y que a veces te da miedo comenzar, pero el miedo no entra dentro de los planes de una persona vividora, joven o mayor, y con ganas de intentarlo sabiendo que solo vivirá un vez.

Siempre soñé con algo así, escapar por unos días a cualquier ciudad el mundo y ser consciente que si no lo haces ahora nunca vas a tener tiempo de hacerlo. Solo o acompañado, da igual, esto es cuestión de vivir. Recordar y que se te olviden momentos de tanto que has vivido.

“Nuestras maletas maltrechas estaban apiladas en la acera nuevamente; teníamos mucho por recorrer. Pero no importa, el camino es la vida”. – Jack Kerouac

 

Leave a Response