CulturaEntrevistasMúsica

María Blanco: “Buenaventura va a ser un discazo”

[Con la colaboración de Sara Martín García]

María Blanco es la vocalista de la banda Mäbu, nombre que surgió de la fusión del nombre y apellidos de la protagonista, María Blanco Uranga. Mäbu es una mezcla de sonidos muy diversos que te transportan al mundo teatral y circense. Pese a que empezaron siendo cinco componentes, a día de hoy son tres: María, Txarlie y César. Con ellos la evolución del grupo se ha ido tornando en una producción más trabajada y un pop melodramático que tiene muchas historias que contar.

Es una cantante extrovertida, graciosa y peculiar. Capaz de dejarte anonadada con su voz melódica. Juega mucho con los sonidos tanto en las melodías como en la voz y es así cómo adquiere su sello personal. Buenaventura, su último disco que todavía no ha visto la luz promete ser rompedor y superior a los demás. OFF Magazine descubre así a Mäbu y particularmente a María Blanco.

OFF Magazine: Están ahora de gira, ¿cómo ha sido la evolución de Mäbu?

María Blanco: La verdad es que Mäbu empezó como una cantautora. Empezó como María Blanco. Dos meses después, ya se empezó a gestar la banda. Entró un batería, entró Txarlie Solano que es el que ha estado desde el principio, entró Aridai, una violinista, entró también otro guitarrista, y se fue conformando. Empezó a ser una banda de cinco personas e hicimos nuestro primer disco “Buenos días”, que era así como muy folk, muy naïf. Luego eso derivó en que nos quedamos tres, no por nada, sino porque al final acabó así. Nos hemos quedado César, Txarlie y yo, y hemos intentado proyectar. La evolución real ha sido que nos hemos desecho un poco de tanta floritura para que primaran mucho más las canciones. Entonces ha sido una evolución muy natural, de un pop más dulce a quizá un pop más oscuro e introspectivo. Pero bueno, sigue siendo ese pop fantástico con una voz muy dulce, como muy onírico.

OFF: Han estado trabajando en el último proyecto: “Buenaventura”. En qué punto se encentra, cómo se siente y que podemos esperar de él.

M.B: Pues va a ser el discazo. No tiene fecha de salida porque iba a salir el 8 de abril, pero ha habido unos cambios y saldrá después de verano, antes del 2017, espero. Y puedo decir que sigue la línea del último disco, el de “Detrás de las luces”, pero hay cositas, digamos que es un poco más luminoso. Hay más luz en los temas y para mí son los mejores temas que hemos hecho nunca.

OFF: Realizan una producción muy pensada y trabajada, ¿es ese el sello de Mäbu?

M.B: Sí, realmente nosotros cuidamos mucho cómo vestimos las canciones porque al final nosotros somos una banda de canciones. Sí que tiene un concepto más de cómo vestir esas canciones pero no tienen un concepto de letra. Son canciones que por separado ya tienen una identidad propia. Intentamos darle las vueltas suficientes para que las canciones consigan un carácter, sí que las trabajamos bastante, es un poco el rol que llevamos, el trabajarlas hasta sacarles el mayor partido posible. Nunca nos quedamos con la primera versión que hacemos de una canción.

OFF: Además, podemos escuchar canciones muy diferentes entre su repertorio. ¿Qué influencias tienen? ¿Qué os inspira?

M.B: Todo. Desde Walt Disney, hasta Regina Espector, Five, Radiohead, Peter Gabriel. No sé, no sabría decirte influencias. Sabría decirte inspiraciones. No son influencias, son más que nada, pues escuchas una canción de un artista que llevas escuchando muchos años y al final acabas sacando una canción que graciosamente tiene mucho que ver. No es que nosotros trabajemos con una influencia pensada, que vamos hacia un camino concreto. Las cosas salen así.

OFF: Pero, ¿hay verdaderamente un género que os defina?

M.B: Dentro del saco tan grande que se llama Pop, quizá sea un estilo musical más melodramático, muy teatral, sobre todo en nuestros conciertos. Yo interpreto mucho las canciones. No es lo mismo escucharlo en un disco que en un directo pero si solo te pones el disco quizá sea pop melódico. Si lo quieres encajar dentro del indie, también, pero ya por el tipo de producción, que no es al uso como un grupo de pop.

OFF: Siempre hay dos personas a su lado, Txarlie y César,  estos acompañantes a veces no son lo bastante visibles, queremos saber qué le aportan tanto personal como profesionalmente.

M.B: Pues todo. Txarlie es mi pareja y César no, pero casi. Profesionalmente son los que más me han enseñado en el mundo de la música porque de hecho, no he tenido proyectos musicales, el primer proyecto musical ha sido este por lo que de ellos he aprendido todo. En cuanto a lo personal, a tener mucha paciencia en este mundo de la música, que muchas veces quieres llegar a todo el mundo y no siempre lo consigues o no lo consigues de la manera rápida que quieres. Son dos referencias muy importantes. Todo, son todo para mí.

OFF: Después de casi tres discos más el EP, ¿tiene María Blanco una canción intocable?

M.B: No. No hay así ninguna canción que yo haya tocado o que sea mía que sea intocable. Que yo note que por algo en concreto siempre tenga que tocarla. Sí que es verdad que hay una canción que yo pongo siempre que se llama Para vivir de Pablo Milanés, escucho los primeros acordes y me pongo a llorar. Da igual si la pongo tres veces seguidas, las tres me pongo a llorar. Y lo he comprobado, me la he puesto tres veces y tres veces he llorado.

OFF: Ha hecho colaboraciones con Davile Metallán o Rayden, ¿qué tal la experiencia?

M.B: Pues muy bien. He hecho colaboraciones muy curiosas con más gente. La verdad es que con todas aprendes, sobre todo con Rayden, porque era fusionar dos estilos que, a priori, fue cómo te voy hacer yo una canción de rap, pues la hicimos, de hecho hay más canciones de rap, Rayden y Mäbu, pero todavía no están a la luz. Todas nos han aportado cosas muy diferentes, pero sobre todo con Rayden era un reto, era hacer una canción para una persona que rapea.

OFF: ¿Con quién le gustaría hacer una colaboración?

M.B: Con Jorge Drexler. Con Robert Plant. Con un montón de gente. Pero con Jorge Drexler sería como me puedo morir tranquila. Lo he llegado a conocer. Le dije ‘hola’ y no me salió nada más. Además, hemos colaborado también con Marlango y con Vega.

OFF: Cada vez parece que los cantautores estáis más reconocidos por la sociedad, ¿crees que es una moda pasajera o que verdaderamente se va a afianzar?

M.B: Yo, es que, sinceramente, no me considero cantautora. No me siento cantautora al uso. Por ejemplo, Jorge Drexler es un cantautor al uso, pero yo, en concreto, tengo una banda, tengo un sonido y va unido todo. No son solo mis canciones, son mis canciones y el sonido que las acompaña. Es un todo. No me considero cantautora al uso, no voy cantando sola como un trovador por los bares, exceptuando con Poesía es nombre de mujer, que es la primera vez que voy sola. Es la primera vez que hago este tipo de cosas porque consideré que era una apuesta por la mujer como autora y porque me apetecía. Pero no me considero cantautora. La moda de los cantautores, pues bueno, hace muchos años se ya se pusieron de moda, después las cantautoras con el ukelele, y llegaron los grupos festivaleros y en esa estamos, junto con la poesía. La poesía, el cantautor que o bien acompaña a un poeta o que escribe un libro y recita sus poemas en vez de canciones. Sí, es una moda, que no quiere decir que eso sea malo, quiere decir que ahora mismo la atención está ahí. Entonces, sí que creo que sí se le está poniendo más atención a ese género de canción de autor con poesía.

Mäbu, María Blanco, Rayden
María Blanco, junto al rapero madrileño Rayden | Foto vía ingeniapro.net

OFF: ¿Cómo fue ese momento en el que le pidieron formar parte de Poesía es nombre de mujer?

M.B: El representante de Loreto Sesma tienen una productora que se llama Moonlight que crea vídeos a grupos, vídeos de música, y nos hizo uno. Y las poetas estaban buscando una cantautora o una cantante que escribiera sus propias canciones para integrarla en el grupo Poesía es nombre de mujer para hacer un recital. Íbamos a hacer un recital en la sala Clamores de Madrid. Y él les dijo mi nombre y a todas les pareció bien. Se pusieron en contacto conmigo, me puse en contacto con Irene, nos tomamos un café, me explicó la movida y a mí me encantó la idea. Hicimos este recital de Clamores. El recital salió tan bien que un día tomándonos unas cervezas dijimos ‘oye ¿por qué no nos vamos de gira?’. Y ahora estamos de gira con Poesía es nombre de mujer. Fue algo no preparado, rollo, vamos a hacer un grupo de chicas y nos vamos a ir por ahí. No. Clamores salió bien, por qué no va a salir bien Granada, donde está toda la familia de Victoria. Íbamos ahí y al final nos hemos dado cuenta de vuelta a casa que hemos hecho cinco espectáculos y los cinco llenos. Algo estamos haciendo bien, estamos haciendo un buen trabajo que durará lo que tenga que durar.

OFF: ¿Qué es poesía para María Blanco?

M.B: La poesía quizá sea una manera de conocerse a uno mismo, una introspección. Cuando escribes poesía, yo no la escribo pero me doy cuenta que las canciones también son poesía porque también van en verso, es un ejercicio de introspección. Que cuando la gente lo lee, ya no es tuyo. Ya no es la misma reflexión. Nunca me he parado a pensar qué es poesía para mí, pero si tuviera que decir algo no iba a ser cursi, para mí no tiene un significado cursi. Pero, lo que he dicho antes, es una manera de conocerse así mismo. Es una vía de escape.


El cuestionario de María Blanco

Un cantante: Robert Plant.

Una canción: Laughing with, de Regina Spektor.

Un instrumento: El arpa.

Un libro: Dioses, tumbas y sabios, de C.W. Ceram.

Un lugar: Sopelana, Vizcaya.

La música es… un viaje.

Rocío Barrantes
Directora de OFF Magazine. Soy periodista para ver la vida desde otra perspectiva. Me gusta pensar que el amor lo vence todo y que la cultura cambiará el mundo.

Leave a Response